Espiral Río ArribaEl origen de esta historia me la propuso mi padre. No recuerdo bien qué año, pero pudo ser entre 2000 y 2005, por ahí. Y resumiendo, la idea era representar al bien y al mal en su forma más básica. Pues como no soy un hombre religioso, con suerte me sé el Padre Nuestro, mi idea del bien y del mal es sui generis, al punto que creo (firmemente) que un acto de bondad y un acto de maldad, en cualquiera de sus magnitudes, pueden provenir de una misma persona y en ambos casos ser una muestra fidedigna del alma y las intenciones de esa persona. El bien y el mal son cosa de humanos.

Y así le di vuelta al asunto y se me ocurrió una historia, un cuento solamente, que transcurría en un mundo fantástico que cada tres mil años se enfrenta a una amenaza que emerge desde la profundidad, invadiendo y aniquilando. Pero… ¿qué tal si las historias que se cuentan acerca de la amenaza de hace tres mil años no son ciertas? Porque la historia la escriben los vencedores. ¿Entonces quién es el bueno y quién es el “malo”?

Llevo años dándole vueltas al asunto. La historia derivó en varias secuelas/precuelas/historias paralelas, cada una explicando una característica de este mundo que se divide en varios reinos, todos ubicados en alguno de los valles que se extienden desde el centro mismo del Mundo, formando una espiral que se expande hasta lugares insospechados.

Y una de esas historias, la que está mejor trabajada y que tiene toda su estructura argumental y de personajes organizada y pulida, es Espiral Río Arriba, que cuenta la historia de cuatro viajeros reunidos por el destino, en una travesía río arriba en busca del origen de una anomalía sin precedentes: el río fluye contra la corriente.

¡Ya dije demasiado! Hay un extracto de una escena que se puede leer aquí. Hice algunas modificaciones posteriores que se podrán leer en la novela termiada.

Como es la tercera novela de las tres que voy a terminar durante 2012, iniciaré las labores recién en julio, si es que mis planes siguen la senda que tracé para las dos novelas anteriores.

Anuncios