Actualización: hay un nuevo post en el que explico algunos pormenores para escribir un guión de cine, usando CeltX.

En el blog de Fantasía Austral hice un breve resumen del logline y de la tabla de contenidos, dos herramientas muy simples para ordenar y estructurar una novela (o cualquier producto literario o audiovisual) ANTES de escribirla. A mí me funciona y con eso me siento feliz.

Paralelamente estoy usando CeltX en mis nuevos proyectos. Es un software gratuito, que se puede descargar desde aquí. Y su principal utilidad, es que utiliza el estándar estadounidense. Es decir, el estándar de la industria que genera más utilidades en el mercado del entretenimiento. Y además es simple.

Así que aquí voy con un breve manual para escribir una novela usando CeltX.

Al abrir el programa, encontramos varias opciones. La que nos convoca es la de Novela, pero no teman en explorar las demás.

En la opción de Novela, encontramos tres pestañas en la parte inferior (ahí rodeadas por un círculo rojo). Son: Editor, donde efectivamente escribiremos la novela; Fichas, donde organizaremos la novela; y Portada. Esta última se llena una vez y listo.

El Editor funciona como cualquier sistema wysiwyg. O sea, es un editor de texto básico. Si necesitas hacer algún trabajo para el colegio o la universidad, mejor instala Openoffice, que también es gratuito. El CeltX es para dedicarse a escribir y olvidar todo lo demás.

La Fichas son también las que definen las escenas o capítulos de la novela. Para agregar nuevos capítulos, añadimos nuevas fichas. El nombre que se indique en la cabecera de la ficha no se replicará en el título del capítulo. De hecho nada de lo que aquí se escriba saldrá en la impresión final de la novela (salvo que queramos imprimir sólo las fichas). Las Fichas nos sirven para organizar la Tabla de Contenidos.

Al hacer clic en rincón inferior derecho de cada ficha, se puede editar el nombre del Plot… digo, de la Trama. Yo lo uso para recordar a qué parte de la novela pertenece. Por ejemplo, en vez de Plot A, escribo PRESENTACIÓN. En vez de Plot B, pongo PROBLEMA. En el C digo CALLEJÓN SIN SALIDA y el D, SOLUCIÓN. Así sé que cada ficha pertenece a cuál parte de la novela. Pero no se angustien, cada quien lo puede usar como le dé la gana. Sólo sean ordenados.

De vuelta en el Editor, cuando edito el enunciado gris a la derecha, automáticamente se cambia el nombre de los capítulos a la izquierda. Así de fácil.

Y tal como dije antes, para agregar nuevos capítulos, sólo tengo que agregar nuevas fichas. Llenamos cada ficha con los hechos importantes de cada capítulo, y recurrimos a ellas cada vez que nos olvidamos para dónde iba la historia.

Y así se ve en el Editor.

IMPORTANTE: si por accidente borras un encabezado aquí, automáticamente se borrará la ficha. De la misma manera, si borras un Ficha, se borrará el contenido del capítulo. Así es como se pierden novelas completas, porque apretaste suprimir una vez de más. Al final daré unas instrucciones de seguridad, para nunca perder ese trabajo que te lleva meses sin dormir.

RELEVANTE: Si arrastramos una ficha de un punto a otro distinto, todo el contenido del capítulo se moverá en el editor. ¡Así que no jueguen con esto!

En la opción de Portada, CeltX te da el modelo listo para rellenar. La idea es que imprimas la Portada primero, luego las Fichas y al final la Novela misma, reuniendo todo en un solo documento que le entregarás a tu agente o a un editor(a).

Si lo único que quieres hacer es escribir la novela y ya, con esto es más que suficiente. Sólo falta decir que además de imprimir, también puedes exportar la novela, ubicándose en el Editor y pinchando en Novela -> Exportar. Recomiendo la opción HTML, ya que exporta el contenido con formato.

Si además de esto, quieres definir a tus personajes, cómo son, qué hacen, cómo visten, ponerles rostro, etc… ve al Catálogo maestro del proyecto, pincha en Añadir y elige Personaje en la lista. Dale un nombre para crear su ficha y llena el formulario.

CONSEJOS PARA NO PERDER LA NOVELA

Me pasó alguna vez que perdí muchas semanas de trabajo por simple torpeza. Estaba cansado y apreté el botón equivocado. En fin…

  1. CeltX graba automáticamente tu proyecto cada 15 minutos. No cambies esta configuración (puedes mirarlo en Herramientas -> Opciones). Pero de todas maneras, presiona el botón GRABAR cada vez que termines un capítulo o una gran descripción, no vaya a ser que se corte la luz.
  2. Siempre que logres un hito, por ejemplo un día de arduo trabajo, o la finalización de un borrador, o porque prefieres estar seguro de que no perderás lo logrado, RESPALDA. Ve a la carpeta del disco duro donde está guardado tu proyecto, copia el archivo, pégalo en el escritorio y agrega la fecha o el número de versión a su nombre, cosa tuya. Luego, sube ese archivo de respaldo a un disco duro virtual protegido, o envíalo a ti mismo desde tu correo, o guárdalo en un pendrive… o todas las anteriores. Si tu computador muere o te lo roban, no habrás perdido este valioso trozo de tu vida.
  3. Haz una impresión en papel. En serio, IMPRIME. Si un día caes en coma o te mueres y nadie más sabe tus claves… bueh, hazte la idea. Además que es más fácil revisar los errores de tipeo y fallas de sentido fuera de la pantalla.

Descarga el software, haz varias pruebas y experimentos con textos que no te duela perder, aprende a manejar esta herramienta y úsala siempre.

¿Preguntas?

Anuncios