Nunca me gustaron los zombies (así, en pretérito). De chico veía las películas y no me daban miedo, ni siquiera asco. No me pasaba nada. ¿Cómo me iba a asustar si podía pasar al trote a un lado del zombie y el idiota nunca me iba a agarrar? Además que siempre se trataba de alguien escapando, alguien acuartelado, alguien mordido, todos gritan y todos mueren. Fin.

Por lo menos ese tipo de zombie, el sobrenatural, el cadáver que vuelve a la vida, no me da ni cosquillas. En cambio el viral, el infeccioso, el rabioso… ése me hace gritar en mis pesadillas. La mejor y horrible escena que recuerdo de zombies depredadores es la de 28 semanas después (véala ACÁ), el pobre tipo tiene que sacrificar lo que más ama para seguir con vida. No me gustaría estar en sus zapatos, especialmente cuando viene una horda de hambrietos pisándole los talones. (escalofríos, ahora).

Por lo tanto, cuando recién oí la primera noticia de The Walking Dead, y era obvio que se trataba del zombie sobrenatural, del fiambre, pues me encogí de hombros y dije “chao, nica”.

Pero hoy, mientras comía unos ricos tallarines con salsa (braaaiiinnsss!), me puse a verla de puro aburrido. Si usted no la ha visto y la quiere ver, no siga leyendo porque vienen unos SPOILERS putrefactos.

La historia parte con el protagonista absoluto y un zombie menor de edad, eso ya le caga la onda a cualquiera. Luego sigue presentando en un flashback extenso a los que serán los protagonistas, amigos, compadres. Cómo habrá sido que no recuerdo sus nombres, y acabo de verla. En fin… El capítulo va de la mano con el jovencito número 1, que recibe un disparo y va a dar a un hospital. Un día despierta y está solo, flaco y barbudo en su camilla. Su habitación quedó clausurada por pura suerte, por eso no se lo sirvieron.  Sale, descubre que hay cadáveres caminando (hay uno muy feo y muy bien logrado que se arrastra por un parque, lo pegué al final del post y si quiere, hágalo su papel tapiz), se encuentra con otros sobrevivientes que lo ayudan. Ellos le dan los primeros atisbos de la realidad, jovencito se mejora, busca sus armas y sale a buscar a su familia que, según él, debería estar en la ciudad.

Luego se nos muestra a un grupo de sobrevivientes en un lugar apartado, ahí está jovencito 2, que le tiene el ojo echado a una buena moza. Resumen, ella es la esposa de jovencito 1. Ya sentí pena por el protagonista, su mejor amigo le come la color, quizá porque lo da por muerto. Se entiende. Entre tanto, jovencito 1 llega a la ciudad, a caballo, y está plagada de zombies que se faenan al equino (eso me dio mucha pena) mientras jovencito se salva por un pelo.

Y eso es el capítulo 1. Si se trata de dar más contexto a la historia, es innecesario. Toda la tradición zombie del pasado recae sobre esta serie y no se necesita más detalles. Aún así un personaje explica a jovencito 1 el asunto, que la gente se muere y regresa hambrienta. La razón es muy simple, está diciendo “estos son cadáveres ambulantes, no son personas con alguna variante de la rabia” y así se zanja el asunto.

Me llama la atención que los zombies, aunque cadáveres, no sean completamente idiotas. Si se tienen que mover rápido, ahí van trotando. Se quedan mirando y es como si pensaran. Tal vez sus capacidades cerebrales estén reducidas, pero lo que sobrevive tiene un grado interesante de inteligencia animal.

También me doy cuenta que mi imagen de niño pasando por el lado de los zombies, es prácticamente imposible cuando se trata de cantidad. Y ese es el poder del zombie: la horda. Son lentos, son estúpidos, pero en patota son pirañas. Casi una inteligencia grupal.

Qué puedo esperar de los capítulos que vendrán y de a serie en su primera temporada: que jovencito 1 y 2 seguirán por sus caminos y eventualmente se reunirán, jovencito 1 estará feliz de ver a su familia con vida y su esposa le dirá “es complicado”. Harto drama. Y sin esto, sin ese drama, la serie es basura.

Un tipo que se dedica a escapar de muertos vivientes no tiene ni un brillo. Para que la serie cale de alguna manera en el espectador, cada grupo por su lado tendrá sus problemas y alegrías, lucharán contra los zombies por separado y expondrán lo que los hace humanos. Encontrarán otros sobrevivientes, no todos son gente buena, etc. Y tal vez sepamos por qué hay zombies en esta versión del multiverso.

Para el caso, los zombies son una excusa para mostrar lo demás. Bien podrían ser extraterrestres o abejas asesinas. Pero está bien que sean así, cadáveres ni tan tontos, peligrosos en patota. No puedo decir que me gustan los zombies ahora, sigo prefiriendo la variante viral del zombie que eventualmente se puede morir de hambre o de viejo. Pero sí seguiré viendo la serie, cuando pueda.

Me faltó decir que la serie está basada en un comic. Viejo, ahí está el negocio, búscate una novela gráfica y hazla película.

Anuncios