Me desayuno que los ángeles son la moda juvenil del momento. Por un tiempo fueron los vampiros. En Europa la llevan los Zombies. Los licántropos y los golems duran poco, no dan para miniseries, pero igual resucitan cada cierto tiempo. ¿Qué fue de los niños magos? Después de Harry Potter no hay otro mega éxito que haga el peso, tal vez Artemis Fowl sirva. ¿Pero Ángeles?

Ya nadie se acuerda de la moda angelical de Win Wenders. Que le pregunten a Cristián Warken, fue un fracaso. Los ángeles, desde la variedad libre de moral hasta la ultra moral, con o sin luchas en el paraíso, son representantes directos de la lucha del bien contra el mal. Pasa lo mismo con los vampiros y cuaqluier otra criatura que tenga pugnas valóricas y luchas con su propia bestialidad.

Además que son una soberana lata, con sus alitas y auras, como guerreros redentores o bestias vengadoras. Si insisten que son la moda la moda caserita, yo les digo PATRAÑAS! Los editores se ensartaron importando libros de angelitos que no se vendieron en ningún otro rincón del cono sur y ahora no saben qué hacer con ellos. Por eso inventan que son la moda, que hay que leerlos, los ponen en las vitrinas y tapan la poca literatura local que va quedando.

¡Lo que la lleva son las súper heroínas lesbianas, papá!

Tengo un par de cuentos que invocan a los ángeles. También tengo de Zombies. Alguno de vampiros, de niños magos, de lo que me pida yo ya lo escribí. Y no los hice por moda, ni los hice a pedido, ni los hice apurado. Tengo algunos fanfictions que son par la risa.

Las modas van y vienen. Avísenme cuando sea la moda de los hippies de nuevo, tengo un cuento re bueno de un longi que se creía músico punk… lo cambio a canto nuevo y en vez de moica le aliso el pelo.

Anuncios