Es entretenido pero también frustrante. Un equipo que se supone de última generación, con teclado qwerty, acceso wifi, doble chip, 2 GB de almacenamiento y una pila de maravillas, no me permite crear un simple documento de texto de más de 600 caracteres. ¡600 apenas! Eso alcanza para un párrafo gordo, tal vez dos flacos, equivalente a un microcuento de cien palabras.

El problema está en el celular mismo, no en los softwares usados para escribir. Imaginé que tanta cosa tecnológica me permitiría trabajar al menos en un notepad básico, pero ni eso, porque el soporte qwerty está solamente en el procesador del celular, y si intento escribir en algún software, no sirve, así de penca.

Lo mismo ocurre si navego por Internet. 600 caracteres amarrados al procesador de texto del equipo, porque el puto Opera Mini 5 no soporta al teclado qwerty directamente.

Es irritante. No hay un solo software que use el teclado qwerty y que además no tenga límite de caracteres. En mi antiguo celular, una almeja toda picante, podía escribir hasta 3 mil caracteres, pero usando el maldito teclado abreviado. Así que estoy igual que antes.

Mi solución es usar la herramienta para enviar correo que trae el equipo, llenar los 600 caracteres y enviarme el archivo, luego crear un nuevo correo y seguir escribiendo desde donde me quedé. Útil para hacer guión y sinopsis y microcuentos. Una mierda para lo que lo quería realmente.

Anuncios