Me harté de esperar a que llueva el dinero. Sin plata no puedo pagar un hosting y sin él no puedo subir el DiarioDelAgro para que siga existiendo como tal. El hosting antiguo (Tchile.com) tenía varios problemas de seguridad y servicio y los “ingenieros” de allí no fueron capaces de corregir un error en el servidor para otro sitio que tengo alojado con ellos. Una pena.

Por eso y porque existe Google, decidí olvidar el pasado y partir de cero. Armé un nuevo DiarioDelAgro en mi cuenta de Google, bajo Google Sites. Luego de probar distintas opciones, llegué a la configuración más minimalista y óptima a la que se puede llegar con esta herramienta gratuita.

El primer paso fue modificar la configuración del dominio .CL para que vaya a Google. Difícil tarea, hasta que descubrí ZoneEdit. Pucha, haberlo sabido antes… crea un servidor fantasma para redireccionar dominios a otros servidores, en este caso, a Google.

Lo siguiente fue configurar Google Sites mismo para que funcione bajo el dominio diariodelagro.cl. Creé el Sitio, lo configuré y quedó de lujo. Aunque todavía no logro hacer que acceda directamente a WWW como inicio. El Google Sites sigue rechazándolo. Así que creé un subdominio “noticias” y redireccioné todo allí.

Ahora al acceder a DiarioDelAgro por cualquiera de sus nombres, se ingresará automáticamente en noticias.diariodelagro.cl. Es un tema menor y estoy dispuesto a dejarlo así forever. Además que me permite crear nuevos sitios Web en subdominios del DiarioDelAgro, siembre en Google Sites.

De esta manera, todo DiarioDelAgro pasa a vivir bajo el alero de Google, nuestro gran benefactor. Correo Gmail, sitio Web, Calendario, Analytics, Apps, Docs, etc.

Lo que no puedo hacer es poner publicidad, todavía. Pero ya se anunció que dentro de algún tiempo tendré la opción de insertar mi Adsense en el sitio así que no pierdo las esperanzas. Hasta el día que murió el servidor antiguo, logré recaudar más de cuatrocientos dólares, que en total sirvió para amortizar el gasto en NIC y hosting realizado hasta la fecha.

Ahora con el nuevo sitio y un montón menos de preocupaciones, la pega de actualizar noticias se ha transformado en un deleite. Los usuarios pueden suscribirse al boletín semanal como antes. Y apenas tenga Adsense, podré continuar recaudando algunas chauchas que hagan de este hobby trabajo una tarea redituable.

Al olvidarme del hosting pagado, me estoy ahorrando sesenta lukas todos los años. Pero para ello tuve que sacrificar mi diseño personalizado y todo el trabajo en PHP, CSS, XHTML y etc. realizado hasta ahora.

No me arrepiento. Sólo espero que los chicos de google se apuren con el Adsense. La supervivencia de esta nueva etapa del proyecto depende de ello.


“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios