Como todos los años nuevos, procedo a hacer un pequeño resumen de los doce meses pasador, por categorías:

LA VIDA: me casé en febrero. SÍ!!! con mi hermosa Gaby, y desde entonces vivimos en nuestro pequeño hogar. Mi rincón de la casa es el lugar más desordenado, por supuesto, pero estoy luchando para superar esta falla, que parece que es de fábrica. Cuando no estoy trabajando (o escribiendo incluso) trato de mantener todo lo más ordenado y limpio posible, pero el chip de la limpieza y el orden venía desprogramado. He dedicado muchas horas a reprogramarlo, ¡pero se sigue borrando!
Un verdadero desafío.
Desde que me casé he sido más feliz que la cresta, apenas quepo en mi cuerpo de tanta felicidad. Tenemos sobredosis de amor acá. Y un perro llamado Leoncio Wifardo.

LA FAMILIA: todos bien, gracias a Dios.

EL TRABAJO: Partí en Medwave como el año anterior, preocupado de Moodle y etc. con los hostigamientos de siempre. Logré que probaran suerte con mi comadre Marilyn y llegó a la oficina a ayudarme. De esa manera lentamente fui liberando mi jornada de trabajo y por fin pude dormir en las noches.
A pesar de ello, se dio la oportunidad de comenzar un proyecto empresarial por ahí por junio, y a finales de ese mes renuncié y me fui para la casa.
Claramente fue una buena decisión, ya no daba más con los lunes del horror y una nueva clase de hostigamientos por cualquier cosa.
En septiembre armamos la empresa junto a tres amigos/colegas y en octubre comenzamos a prestar servicios de monitoreos medioambientales al Relleno Sanitario que está en Rinconada de Maipú. ¡Todo un logro!
En los meses que pasaron entre que renuncié y comenzamos a trabajar, fui un vago más en esta tierra del Señor y me la pasé buscando oportunidades de negocio que nunca prendieron. Sólo gracias a mi Gaby pude mantenerme a flote.
Seguimos trabajando, seguiremos buscando oportunidades en el rubro medioambiental, y más que seguro, nos irá la raja de bien, como hasta ahora!

LA SALUD: nada que agregar, algún resfrío poco, una digestión prodigiosa que funciona como reloj, varias muelas enmendadas. Nada del otro mundo.

LOS AMIGOS: mantengo a mi pequeño grupo de amiguis, l@s caur@s del colegio, l@s perlas de la universidad, y l@s amig@s de mi Gabi, que pasaron a ser mis amig@s también. Ya no nos juntamos tanto como antaño, pero no me he olvidado de nadien. Si no fuera por Facebook, no me enteraría de nada, pero gracias a esa herramienta 2.0 ahora estoy al día de todas las copuchas. Incluso recolecté un montón de fotos de cuando iba al colegio y la universidad, qué nostalgia más grande.

LA MÚSICA: hace rato que dejé de hacer música. He tratado de reincidir, pero con la pega y mis aspiraciones literarias, mejor mantengo al músico dormido, que no joda. Algún día lo resucitaré, pero para que eso ocurra primero tengo que ganarme el Kino o algo por el estilo. No me da el tiempo para hacerlas todas.

GUAJARDO ESCRITOR: Este año he escrito el triple de lo que escribí el anterior. Envié textos a algunos concursos (no gané, o ya habrían sabido de mí hace rato), remastericé unos cuentos para Poliedro 3 y lanzamos el libro el pasado 14 de noviembre en la Biblioteca Nacional de Chile. Actualicé mi novela Sordomudo, la misma que terminé a fines de 2007 y de la que publiqué un primer capítulo para solicitar críticas. Fue tan buena la experiencia, que pretendo repetirla con mis próximos proyectos.
Actualmente estoy reescribiendo la novela Deke, cuyo primer borrador hice en 1998 y me negaba a desechar. Así que corté por lo sano, me quedé con lo básico de la historia, los personajes, el contexto, mejoré el concepto general y me puse a escribir desde cero. Voy recién en el primer tercio de la novela y sin apuro.
También estoy planeando otras novelas y cuentos largos. Mi principal labor ahora es ganar experiencia, pues que la estoy ganando, escribiendo un promedio de mil palabras diarias (si no más).
No escribo todos los días, porque tengo obligaciones con mi empresa que no se pueden postergar. Una vez cumplida mi jornada laboral y sólo cuando hay tiempo para ello, me lanzo a escribir y releer y reescribir tal o cual texto. Y cada vez el resultado requiere menos manipulación, lo que me tiene muy contento.
¿Dónde publico? Por ahora sólo se puede acceder a mis cuentos “finales” en Poliedro 3, a la venta en librerías especializadas de Providencia y Santiago Centro. Otros relatos, experimentos y ejemplos se pueden encontrar en mi nuevo blog exclusivamente literario.

LA UNIVERSIDAD: Volví a hacer una ayudantía en el segundo semestre, lo que mejoró mi capacidad de ahorro por algunos meses. Esta vez fue a alumnos de tercer año, la mayoría recurrentes de nuestros cursos del año 2006. En general son tod@s buena onda, con excepción de tres gat@s que aportaban cero, conversaban un kilo y más encima se quejaban. Al limbo con ell@s, ya l@s borré del Facebook.

Y así fue mi año. Piola, todo en positivo, en un proceso de mejora continua que no se detiene señores!


“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios