Aunque sí las veré apenas estén disponibles en un torrente amigo, sólo para salir del empacho.

La primera, de la que sólo he visto la sinopsis y me ha decepcionado rotundamente, es Dragon Ball Z la película. ¡Esperaba otra cosa!

¿Qué pretendían?

La segunda, es Street Fighter, la leyenda de Chun Li. Más artes marciales con alambres y efectos especiales.

Ni una gracia. Los actores que participan en ellas ya no me convencen. Las historias, según las sinopsis al menos, hablan de la poca capacidad de los guionistas para hacer adaptaciones que se acerquen en algo a la historia original.
Y si iban a hacer adaptaciones de franquicias japonesas, lo mínimo que se puede esperar es que las dirijan los mismos japoneses y que se preocupen de ser fieles al producto original!!!
Bueh, pasa con los comics, pasa en la vida real.

PD para los señores perseguidores del pirateo: yo no compro películas piratas; no fabrico películas piratas; no vendo películas piratas. USO LINUX (Ubuntu, para ser más preciso) y si descargo alguna película o serie de internet, es por simple ansiedad miltimedia. Luego las borro, porque no tengo tanto espacio en el disco duro.
Y si la película vale la pena, voy al ine y la veo. ¿Cómo comparar un video ratón grabado en un cine de Rumania, borroso y sin subtítulos, con una película en pantalla gigante?
No me jodan.

“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios