No puedo evitarlo, esto está muy cómico (y educativo).
Si tu hijo adolescente come mucho plátano, ya saben por qué es.


“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios