Contrario a lo que pueda pensar la mayoría, mantener el diseño de un sitio Web por razones sentimentales, o por falta de tiempo, es… poco inteligente.

La razón es simple: el diseño del sitio Web está supeditado a la experiencia del visitante; y si éste no está conforme, o no está haciendo clic en los artículos Y en la publicidad, entonces hay algo en ese diseño que debe ser cambiado, PRONTO.

O también puede ser que los contenidos del sitio no sean los adecuados… Pero centremos el análisis en el diseño.

Las nuevas tendencias en Diseño Web 2.0 apuntan a que el visitante/lector pueda acceder a la información de manera rápida y sin interrupciones. Al infierno con las publicidades invasivas como los pop-up y los flash transparentes. A la primera señal molesta, el visitante perderá el interés y se irá para nunca más volver.

El modelo renovado 2.0, donde el contenido ocupa 2/3 del ancho del sitio y el resto de los menús, publicidad y etc. ocupan el tercio restante, es invento de alguien que analizó qué es lo que leen los visitantes de un sitio y en qué orden. No sabemos quién y en realidad no importa.

¿Para qué inventar la rueda? Ése es el lema. Los sitios Web informativos exitosos son exitosos por alguna razón, que va de la mano con una buena, sino excelente, experiencia del usuario.

Pero no siempre sirve mirar lo que otros hacen y copiarlo. No nos leamos la suerte entre gitanos. Si ya tenemos un sitio Web informativo, dícese “de noticias”, que lleva un tiempo en la Web con un promedio de visitas constante y que, de preferencia, usa Google Analytics y Adsense, entonces podemos poner manos a la obra.

Supongamos que nuestro sitio tiene secciones, cada una con noticias organizadas según nuestro criterio. Si miramos en Contenido de nuestro Analytics, en la sección “Contenido por título”, nos encontraremos con las páginas más visitadas según el título de la página. Y si hemos sido inteligentes y hemos incluido el título de una noticia o artículo en el TITLE, entonces estamos un paso más cerca del éxito.

Usualmente las páginas más visitadas son, en efecto, una radiografía de los intereses de nuestros visitantes. Y si vamos a mirar las palabras clave, nos encontraremos con sorpresas. Una de ellas podría ser que tal palabra coincida con los intereses de alguna empresa o industria. Y seríamos idiotas si no aprovecháramos la oportunidad de llamar al departamento de marketing de ese potencial cliente y ofrecerle el espacio para que publicite sus productos/servicios en nuestra Web.

Entonces, el primer objetivo de una reconstrucción facial para nuestro sitio Web es la reorganización de la información en pantalla, para que los temas o ítems más “cotizados” (según Analytics) sean en efecto los primeros en aparecer. Así tendremos más pageviews y paralelamente más oportunidades de clic en la publicidad.

El segundo objetivo es asegurarnos que los espacios publicitarios estén dentro del mismo bloque destacado (primer pantallazo), sin crear confusión en el lector, sino permitiéndole elegir si hacer clic o no. Que la publicidad no invada, sino que sea una compañía constante, una sugerencia.

Y supongamos que nos visitan principalmente desde alguna región en particular de nuestro país. ¿Hay campañas publicitarias enfocadas a nuestro segmento o nicho de mercado, para esa(s) región(es)?

Las variables a analizar son muchas y simples. Al cruzarlas podemos obtener una fotografía del sitio Web como es ahora, permitiéndonos visualizar el sitio Web como debería ser mañana.

¡Manos a la obra!


“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios