Esto se lo plagié (y traduje con algunas concesiones semánticas) a un pelao que parece que sabe harto. Hago mis comentarios en cursiva

Cómo crear un gran sitio Web

  1. Despide al comité. Ningún gran sitio Web en la historia ha sido concebido por más de tres personas. NINGUNO.
    Incluso e atrevo a decir que una persona es más que suficiente, aunque conduce a la miopía. Dos personas (con experiencia en sitios Web y solución de problemas) es más que suficiente.
  2. Cambia la interacción. Lo que hace grandes a los grandes sitios Web es que son simples (sin esfuerzo) y novedosos al mismo tiempo. Esto significa que el sitio Web te enseña algo nuevo acerca de la interacción o nueva conexión, pero tú siempre logras usarlo de la manera correcta.
    Esto contradice el punto 4, pero filo, sirve. Se puede ser creativo y cumplir con la navegabilidad y usabilidad del sitio para que sea intuitivo y al mismo tiempo jugar con las posibilidades de la Web 2.0.
  3. Menos. Menos palabras, menos páginas, menos letra chica.
    Nunca tan minimalistas como la página de inicio de Google. Pero se puede y debería ser siempre así. Los sitios Web recargados, repletos de banners y animaciones flash y monos y sin aire, son mamarrachos. ¡MAMARRACHOS!
  4. Lo que funciona, funciona. La teoría es irrelevante.
    O sea, no inventar la rueda. Observa los sitios Web que funcionan, los que ganan terreno y los que son la primera preferencia de los usuarios, no importa que no sean de tu tema, y COPIA lo bueno, desestimando lo malo.
  5. Paciencia. Algunos sitios hacen grandes y arriesgadas apuestas desde el principio. Otros nececitan gente que los use para saber lo que se debe ajustar. En algún punto, sabes cuándo lanzarlo. Entonces quédate con él como está, a pesar de las críticas, a medida que ganas visitas.
    Como decía en otros post históricos, un sitio Web no nace exitoso sin invertir millones en publicidad, que no asegura nada. Hay que esperar, usar las herramientas libres y gratuitas disponibles.
  6. Mide. Si no estás mejorando, si los resultados son negativos, mátalo!
    Esto cuenta cuando se acaba la paciencia, que podría ser en uno o más años. Si el sitio Web, a pesar que no tiene muchas visitas, cumple un objetivo social o político, podría ser bueno mantenerlo con vida siempre y cuando no haga pérdidas.
  7. Autoconocimieto es bueno, mucha “destreza” está mal. Muchos sitios dicen “¡mírame!”. Tu meta es que el usuario diga “esto es lo que estaba buscando”.
    Ya, se entiende. Mucha color cambia el sabor de la comida. El ideal es que el usuario descubra qué le gusta y por qué debe regresar siempre al mismo sitio.
  8. Si contratas a un profesional, contrata uno magnífico. El mejor. Y déjalo hacer su trabajo. Diez consultores de sitios Web mediocres trabajando en armonía no pueden hacer lo mismo que un rockstar.
    Nah! Los rockstar son difíciles de manejar, incluso poco profesionales y prefieren correr con colores propios. Se imponen. Para un emprendedor digital que sabe poco de diseño web y programación, un rockstar podría ser una buena solución pero corre el riesgo de convertirse en el inversionista del proyecto de la estrellita, en vez de su propio proyecto Web.
  9. Una voz, una visión.
    Mientras menos gente haga y deshaga, mejor. Y que el discurso sea claro y el mismo.
  10. No te eches en los huevos.
    Si el sitio necesita contenidos para atraer visitas, no dejes de publicar. Los contenidos nuevos son el mejor anzuelo. Si el usuario entra y se encuentra con la última noticia de hace dos días, se va. Si el RSS no le informa que hay una nueva noticia publicada en el sitio, no entrará. Esto se treduce en menos visitas y menos posibilidad de clics en la publicidad, que es la que pone el pan en la mesa.

Es una visión entre otras, seguramente basada en las experiencias de los creadores de sitios como el Facebook y Google (y otros) que se han hecho tan famosos y han ganado tanto dinero, gracias a la inventiva de uno o dos pelados creativos.


“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios