De un universo de 34 personas consultadas durante tres meses, el 40% consideró que su género favorito es la Fantasía, seguido por el Terror con 23% y en igual medida por la Ciencia Ficción y la Comedia con 16% cada uno. Al final de la lista queda el Drama, con 5%.

Debo destacar que en la encuesta no se aclaraba si la pregunta “qué prefieres” se refería a literatura o cine o juegos o tendencias sexuales, de modo que estos resultados podrían ajustarse a cualquier tema relacionado con el entretenimiento.

Hilando más fino se desprende de la misma pregunta que tanto la Fantasía, el Terror y la Ciencia Ficción forman parte del Género Fantástico como un todo, sumando 79% de las preferencias por sobre la Comedia y el Drama, que vendrían siendo los formatos clásicos de entretenimiento con el 21% restante.

Hay que destacar que los tres ítemes incluidos en el Género Fantástico incluyen elementos de Comedia y Drama en sus historias. Y que además bien avanzado el siglo XXI se ve con más frecuencia que la Fantasía, el Terror y la Ciencia Ficción (incluyamos también el Drama y la Comedia) contienen elementos de unos y otros en distinta medida, dando cabida a mezclas más efectivas ante los ojos de los espectadores/lectores. Este fenómeno se conoce como Slipstream.

En conclusión puedo declarar —dentro de la diminuta magnitud de la encuesta— que el Género Fantástico va a la cabeza entre los formatos de entretenimiento multimedia, formales e informales, clásicos y novedosos.


“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios