SilverchairSi también me gusta Blur, pero no me gusta oír un disco que parece producido y dirigido por otro grupo.

Me pasó con los Bunker, que tenían un hedor a Álvaro Henríquez que hacía doler la cabeza (aunque los amantes del sonido de Los Tres salían corriendo a comprar el disco). Se notaba demasiado la mano de Henríquez en la producción y composición de esa banda. Y las letras son pésimas, sólo lugares comunes y metáforas decepcionantes.

El caso de Silverchair parece que es distinto. No tengo ni idea quién los produjo, pero que suenan a Blur (sumándole unos canguros y wombat), suenan a Blur.

El disco se llama “Young Modern” y si te gusta Blur y Silverchair, pues acá vas a sufrir innumerables orgasmos.


“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios