El árbol de la cereza (桜) es un símbolo importante en Japón. Cuando florece es un día importante, pues marca el verdadero inicio de la primavera, y basta que un sólo árbol tenga una sola flor para que se proclame a los cuatro vientos.

Hace días que anunciaban el florecimiento, pero se habían equivocado, provocando profundas reverencias de parte de los meteorólogos encargados de este tema.

La próxima semana los árboles estarán completamente florecidos, dando pie a una festividad donde los japoneses acuden en masa a los parques a emborracharse y contemplar los árboles de sakura.


“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios