Ayer al puro pum descubrí una liebre de acercamiento que cruza Irarrázabal y que llega al Florida Center, al ladito del paradero que me deja a una cuadra de mi casa.
Antes solía tomar la 104c, que con suerte pasaba relativamente vacía, para bajarme en Departamental, tomar Metro, llegar al Florida Center, tomar la otra micro… Uf! En puro transbordo perdía media hora, y llegaba a la hora del flaite a mi dulce hogar a puro raspar la olla.
Ahora tomo una de acercamiento que me deja al lado de la otra micro que me deja a un palmo de mi casa.
Si el truco está en ingeniárselas, y buscar el areglín con lo que hay. Mucha gente sigue haciendo el mismo recorrido que hacía antes, pero ahora con transbordos y pasando pellejerías. Distintos recorridos llegan a lugares similares.
¡SUERTE!

PD: Papi Ricky, no se saque el pillo, los pasteles del Transantiago fueron diseñados por los biónicos durante su gobierno.


“Mi origen es mi destino” – Ningen Janai

Anuncios