won bailandoFui ayer en la tarde con la esperanza de encontrar Ciencia Ficción, mucha más que el año pasado. Sé que Ediciones B tiene gran cantidad de títulos, así que pagué las 2 lukas de la entrada y corrí a su stand con la esperanza de pillar alguno nuevo o antiguo que no estuviera entre mis lecturas pasadas.

Ahí estaban los mismos libros del año pasado, más algunos que no me sonaban ni de lejos, junto a la novela de Bisama recientemente publicada y el éxito de Baradit lanzado en la edición anterior de la feria.

Frustrado de no encontrar nada, salí a darme una vuelta por el resto de la feria. La recorrí toditita, leí casi todos los nombres de autores en las portadas de los libros (desconfiando de los títulos donde el nombre del autor destaca más que el de la novela) y encontré hartos libros clásicos de CF que ya leí o que sé que están entre las pilas de papel en mi improvisada biblioteca.

Al final de una lenta investigación pillé MARTE ROJO, en castellano. Mi viejo había comprado MARTE VERDE a principio de año sin saber que era la segunda parte de una trilogía, así que compré este libro para él. Yo lo leí el 2003 cuando me compré hartos títulos en inglés en EE.UU., y como mi padre se frustra al leer en inglés… ahí le tenía un muy buen libro para que leyera.

Extrañamente no tenían MARTE AZUL, el final de la trilogía. Me habría ganado un poroto con ése, además que no lo he leído aún. Pero filo, quizá el próximo año lo tengan.

Y al final de mi búsqueda regresé a Ediciones B a releer los títulos y nombres de autor. Ahí me topé con unas torres llenas de libros de bolsillo que había ignorado en mi visita anterior. Los investigué todos… y ENCONTRÉ TRES JOYAS perdidas entre docenas de títulos mamones:

• El Libro del Fin del Mundo (Connie Willis)
• Territorio desconocido (Connie Willis)
• El Juego de los Vor (Lois McMaster Bujold)

Ya lloraba de emoción. El “Doomsday Book” de la Willis lo leí en inglés, pero vale la pena tenerlo en castellano, es un terrible relato acerca de la peste negra y los viajes en el tiempo, que son la especialidad de esta autora. Otro libro de ella, “Y ni Hablar del Perro”, es para mearse de la risa y está ambientado en el mismo universo donde los viajes en el tiempo son cosa de cada día.

“Uncharted Territory” no lo he leído, así que con mayor razón.

Y “The Vor Game” me pica en el lóbulo frontal desde hace años.

Y saber que el primero y el último son premios Hugo me ponía la piel de gallina. No es que me crea el cuento de los Hugo Award’s, pero al menos son una medida de la calidad de la historia y si los otros autores de CF de EE.UU. deciden que se trata de un buen libro y lo premian por eso, es porque debe ser muy bueno.

Harry Potter 1 también ganó el Hugo, y desde entonces la fantasía pura se ha metido de lleno en los criterios del jurado. Pero filo, es parte del negocio.

Fui con estos tres libros sudando de anticipación al saber que podría comenzar con el Juego de los Vor esa misma tarde… y la cajera me dio esa mirada extraña que tienen los vendedores cuando intentan buscar las palabras para defraudarte.

“Ah, lo que pasa es que estos libros no están a la venta”.

¿Cómo pueden tener libros en vitrina y no venderlos? ¿Dónde estaba el cartel que decía “estos libros NO ESTÁN A LA VENTA? ¿Cómo pueden llevar libros a una feria del libro y NO VENDERLOS?

La explicación que me dieron es que son libros “para regalar”, si compras un libro de los otros, te regalan uno de estos. PERO SÓLO UNO, y yo quería los tres.

Tampoco me los podían vender porque no estaban ni siquiera inventariados, no tenían precio. ¿No los pueden inventariar y ponerles precio para que yo pueda comprarlos?

NO.

Ahí terminé de tostarme. ¿Cómo podían ser tan pésimos vendedores? Si el loco te quiere comprar un libro, ¡véndeselo! Si el libro es la guía telefónica y lo tenías en vitrina porque querías llamar al gásfiter y se te olvidó devolverlo a donde corresponde, y el loco te lo quiere comprar, ¡véndeselo! Y si no lo tienes “inventariado”, haz algún chamullo con algún otro libro que sí esté inventariado y cueste lo mismo, luego te preocupas de arreglar el enredo. ¡PERO VÉNDELO! ¿Acaso no ganas comisión por cada venta que hagas?

ÑE.

O sea, no les dije nada de eso, porque la respuesta original era NO y chao, no me los iban a vender. Así que me retiré colorado de rabia.

Si usted quiere ir a la 26ª Feria del Libro de Santiago en busca de Ciencia Ficción, y llega a Ediciones B, piénselo dos veces antes de entusiasmarse con un libro porque puede que no puedan vendérselo.


“Lo que nunca he tenido…
Falta no me hace”

Anuncios