Un poco chato descubrí que había sido negligente (me ha pasado mucho últimamente) y al cambiar el template del blog, olvidé respaldar el anterior.

El template de ahora es muuuuy hórrido (palabra inventada por Kailan y Marilyn, amigas mías). Voy a meterle mano para cambiar colores y tamaños de texto… Pero no quiero desgastarme en eso.

Hórrido

Gracias del nuevo Blogger: Al postear, los posts se publican inmediatamente, ya no hay que esperar a que se generen y modifiquen las páginas en HTML. Ídem, al cambiar algo en el template éste se actualiza en toooodas las páginas del blog, historial incluido, sin procesar nada extra.

Ya no hay que republicar el Sitio entero cuando se hacen cambios en templates o se crean nuevos artículos que antes no se veían en el historial de posts antiguos.

Aparte de eso, no hay más cambios significativos.

Ahora me lanzo con los cambios en el CSS del blog, escuchando Chico César. “Quando vi você me apaixonei”…

“Lo que nunca he tenido…
Falta no me hace”

Anuncios