Lo más indignante del día. Una tropa de pingüinos haciendo mierda un auto. Y en el canal 13 cable decían que se trataba de “infiltrados”. Seguro…

Es verdad que en estos eventos siempre hay infiltrados. Pero para este caso no podían ser infiltrados muy viejos, como suele ocurrir en las marchas universitarias, o iban a quedar al descubierto de inmediato. Si eran lumpen, estaban en la edad de ir a la enseñanza media.

Ahora los secundarios, a falta de idologías, alegan por la plata que NO SALE DE SUS BOLSILLOS para dar la PSU. Está bien solidarizar con los padres por el gasto que significa, pero no engañan a nadie con esa postura. Si hacen una marcha, es para dejar la cagada. Para eso son las marchas. Para dejar la cagada. Y para echarle la culpa a los “infiltrados”.

Personalmente vi a muchos estudiantes hoy caminando por la Alameda antes de los disturbios. Muchos iban con las mochilas llenas de piedras y un pañuelo al cuello. “No nos pueden hacer nada porque somos menores de edad”, “vamos a dejar la cagá hermano!”, “oe!, presta un papelillo!”, “estos cuicos de mierda no reclaman porque les sobra la plata”, y un etc de discursillos que sólo demostraban la mayor ignorancia.

Pero anda a decirles algo! Consumista! Imperialista!

Imaginé por un momento que todos esos estudiantes eran esforzados alumnos que trabajaban los fines de semana para juntar plata y así pagarse los estudios superiores. Que su rabia tenía sentido, el costo de la PSU iba restringir su posibilidad de darla porque en su casa apenas alcanza para comer y pagar algunas cuentas.

Luego vi sus zapatillas de cuarenta lukas. Las prioridades son otras. A nadie que no haya trabajado en su vida puede importarle tanto la plata, salvo cuando se trata de comprar la ropa o el MP3 player o el qué-sé-yo de moda. Y pobres de los padres que se los nieguen, podrían destruirles la psiquis y causarles un trauma a los niñitos.

Entonces, ¿Qué hacían todos esos estudiantes en la marcha?

Iban por el capeo de clases, y por el hueveo.

Los que fueron porque el costo de la PSU, y de chiripa los pases escolares, con un problema en sus finanzas personales (y familiares)… merecen mi admiración y mi apoyo, pero dudo que hayan sido más del 10% de los asistentes (y estoy siendo generoso en mis cálculos). El resto sólo fue con otro propósito.

Y pucha que lo pasaron bien.


“Lo que nunca he tenido…
Falta no me hace”

Anuncios