Tal vez creen que la gente es huevona, pero camuflar una antena para celulares con hojas plásticas de palma para que parezca una palmera… es insultante.

La imagen fue tomada el día viernes 10 de marzo de 2006, aproximadamente a las 13 hrs. Estaba nublado, hacía frío y corría mucho viento. Me dirigía desde Blanco hacia el cálefont (R2 de la UNAB en Av. República) cuando vi este absurdo.

Hay historias no muy antiguas de personas que han despertado una mañana con una palmera totalmente nueva y crecida (4 ó más metros) en el patio de algún vecino. Incluso se ha visto gigantezcos postes de luz con extrañas protuberancias en su parte superior, instalados en medio de plazas donde juegan niños.

Estoy hablando de antenas para celulares burdamente camufladas. ¿hacerla parecer una palmera aminora el impacto visual y permite que cumpla con los requerimientos de impacto ambiental exigidos por el municipio? ¿Usar una antena para celulares como poste de alumbrado público en una plaza mitiga de alguna manera el daño que causa a la salud de los que viven cerca?

Por supuesto que los que las instalaron allí dirán que “hay estudios que certifican que estas antenas son totalmente inofensivas”. Seguramente se trata de los mismos estudios que demostraban que fumar tabaco no dañaba la salud del fumador en el largo plazo.

Y si a alguien le da leucemia o cáncer en el cerebro viviendo cerca de la antena, dirán que fue puramente circunstancial, le habría dado de todas maneras, con o sin antena.

Entonces yo propongo que instalen una antena totalmente funcional en sus patios y que vivan con ella y sus radiaciones, como ejemplo para todos. Porque no hacen daño. ¿Cierto?


“Lo que nunca he tenido…
Falta no me hace”

Anuncios