Mariana

Hoy terminé de leer Ygdrasil. No voy a hacer un “Spoiler”, pero si alguien cree que mi opinión del libro podría dañar su percepción al leerlo, vaya a otro tópico del foro y lea otra cosa.

Como decía, hoy terminé de leer Ygdrasil. Lo compré el miércoles pasado en la Estación Mapocho, no pude ir al lanzamiento (por lo que me siento muy apenado), me lo leí a ratos entre el metro y la micro, y hoy de pie en la salida sur del metro Santa Ana me zampé el último capítulo.

Me repulsó varias veces, pero nunca tanto como Crash de J.G. Ballard, quizá porque la historia de Mariana no me resultaba tan cercana como la de los gilipollas que gozaban chocando y dejándose la cagá en el cuerpo (trauma personal).

No sé si prestárselo a mi viejo. Él es más de la CF conservadora, pero se rayó con Neuromancer de William Gibson, esa historia tenía harta droga y cuerpos modificados y conexiones al cyberespacio. Pero Ygdrasil… no lo podría comparar. Entre la mina power y una trama que se va poniendo cada vez más compleja, no hay semejanza… creo.

Aparte del desasosiego que me produjo la utilización de niños e infantes en varios pasajes grotescos de la historia, el libro me gustó harto y hasta me sentí frustrado al llegar a ese final potente. Al principio me sentí sobrepasado, no tenía morbo suficiente para disfrutar lo que leía. El surrealismo y la descontextualización de conceptos y personajes, la utilización de lugares comunes de nuestra geografía, lenguaje y costumbres… es raro leerlo en un libro publicado como Deus manda.

Pero a medida que avanzaba en la lectura me encontré con que, aparte de dejarme pesadillas, la historia y las imágenes inimaginables me habían conquistado. Por eso mi conclusión es que el libro vale lo que cuesta, no me arrepiento de haberlo leído y me queda un grato sentimiento de orgullo saber que su autor es un chileno joven que tiene un pasado parecido al mío. El libro es totalmente recomendable, pero hay que tener estómago fuerte.

Nota aparte: Si buscan Ygdrasil en Google, aparece “Quizás quiso decir: Yggdrasil”. Y según Wikipedia “en la mitología escandinava, [Yggdrasil es un] fresno perenne cuyas raíces y ramas mantienen unidos los diferentes mundos: el Asgard, el Midgard, el Utgard y Hel. De su raíz emana la fuente que llena el pozo del conocimiento, custodiado por Mimir”.


“Lo que nunca he tenido…
Falta no me hace”

Anuncios