En la naturaleza todo tiene su parásito. Y las abejas tienen la varroa.
Acá una foto de esta garrapata del orto:
Varroa
Este bichocu es tan maricón que te puede comer una colmena en un par de meses, si no se tiene el debido cuidado. O sea, no es un sólo ácaro el que puede lograr la destrucción de un apiario, sino miles, que viajan de colmena en colmena dejando la cagá.
Las hay en todo el mundo, forman parte del ecosistema de las abejas. Pero por lo general los panales no son capaces de aguantar mucho tiempo con estas weonas chupándole la hemolinfa (sangre de abeja) a las larvas operculadas.
Varroas
El tema es que en nuestro modesto apiario, el sábado 28 de mayo de 2005 (o sea, hace poco) pillé una abeja con varroa. El día siguiente partimos con la Gaby a hacerles un tratamiento de shock, que lamentablemente deja algunos residuos. Pero como no vamos a sacar ningún producto de las colmenas hasta el próximo febrero, no es problema realmente.
A partir de la próxima semana y siguientes vamos a hacer un seguimiento de la población de varroa, a ver si se mueren o no. Y vigilando que las colmenas no perezcan.
Justo ahora que les dio por colectar polen y néctar, cosa que les había costando tanto en todo el verano, ahora se las dan de choras y hacen la pega que no hicieron todo el año pasado. Son harto pesaditas nuestras abejitas.

“Lo que nunca he tenido…
Falta no me hace”

Anuncios