El martes tenía que mandar un mailing, lo tenía súper presente… dieron las 6 de la tarde y me viré pa mi casa sin mandar nada. A la mañana siguiente me llegó un reto por gil.
el viernes tenía que respaldar TODOS los correos de un computador antes de formatearlo, y respaldé sólo los de las carpetas entrante y saliente, pero no de las carpetas internas. Otro cagazo, vamos poniendo el caracho.
Además, semana pasada aún, me mandé varios condoros uno detrás de otro, cosas chicas, errores de transcripción, atrazos… porque estaba pa la corneta de enfermo, la peor gripe desde el año pasado (ja!).
Y por primer vez en muuuuuuucho tiempo me siento en franco peligro de PLR. Ya no me invitan a las reuniones, ya no me conversan tanto, es más el típico trabajo de siempre, y sin tanta cháchara. Debería estar aradecido por eso, menos responsabilidad por la misma plata. Pero no puedo evitar preocuparme.
En fin, hay que estar preparado. Tengo potentes ahorros, tengo la ayudantía en la Universidad (que es plata poca pero segura), algunos pitutos por aquí y por allá, y varios proyectos Web detenidos por falta de tiempo. Si me toca la mala cuea laboral, por lo menos podré estar uno o dos años haciendo proyectos personales, poniéndole color con las abejas, asociándome y dejando la cagá por aquí y por allá.
No tiene gracia ser cesante, pero no me preocupo tanto. En los meses que van del año, me han llamado tres veces pa ofrecerme pega. No es malo.
Ahora, cien veces preferiría mantener esta pega, incluso cuando me mando cagás hay buena onda. Pero si no, estoy preparado.

“Lo que nunca he tenido…
Falta no me hace”

Anuncios