Todo comenzó con El Aro. Vi la versión japonesa hace años, y me cagué de miedo. Luego vi la versión gringa, y me volví a cagar de susto. Aunque ya sabía el final, tenía hartas cosas cambiadas… y el resto eran calcadas.

Luego supe de El Ojo, un apelícula Hongkonesa (¿o taiwanesa?) que versaba de un tema parecído, los fantasmas. Me hizo pensar que estamos rodeados de entes, pero como no los podemos ver, no nos damos cuenta, aunque una parte de sus miedos pasan a nosotros.

Y ahora último supe de “Ju-On, The Grudge”, que coincidió con que el mismo día que la bajé de intenet, la dieron en el cinemax.

También bajé la segunda parte, aunque aún no la he visto.

¿Han visto esa escena, de la mina que baja arrastrándose por la escalera, haciendo esos ruidos raros? Es para re cagarse. O el cabro chico que aparece de vez en cuando. O el viejo que los asesinó. Tanta cosa rara…

El cine oriental, en generl, aporta mucho. Y el cine occidental le copia mucho, incluso se está haciendo el remake de “Ju-On” en Hollywood, dirigida por el mismo japonés. Qué loco!

Otro día hablaré de mi acercamiento al animé, y cómo me cambió la vida…

Anuncios