ID4

Desde que comencé a recibir un sueldo, que vengo pensando en independizarme.

Mis viejos desde hace años que no me dan plata para nada. Tengo comida y alojamiento gratis, y algunas obligaciones en la casa que no me quitan tiempo. Me llevo la raja con mis viejos y hermanas, incluso con el Goku, el Zeus y el Meouth (Miau, para los amigos). Hasta tengo un guarén sin cola, un cuy mala onda y rezongón que me cae muy bien y que ayuda a abonar las plantas y cortar el pasto.

Pero aún así me picaba el bichito del escape, la reacción natural del organismo primitivo que quiere salir a probar suerte en la selva.

Así que luego de algunos meses planeando una fuga de lujo a un departamentucho arrendado en algún lugar céntrico, y gracias a las presiones de varias facciones políticamente activas, opté por la vivienda propia y me voy a lanzar con un departamentito, amparándome en el subsidio de renovación urbana, y en mis ahorros de toda una vida.

Así que apenas abra la sede, haré una invitación utilitaria para la recolección de adornos, velas e inciensos.

Anuncios